CAL HIDRÁULICA


La Cal Hidráulica, tal cual su nombre indica, es la utilizada desde antes de la época romana en todas aquellas construcciones en las que había que preservarla de los efectos negativos del agua en la construcción. Por tanto existe una gran experiencia sobre los distintos tipos de estas cales.


Sabido es que en la construcción se procura huir de las humedades por lo perjudiciales que son y el mal efecto que ocasiona su aspecto en los paramentos. Una forma recuperada de aplicación de estas cales son los revestimientos en los que aparecen la humedad. Esas zonas se cubren con un enlucido de estas cales.

La caliza que se cuece para obtener cal hidráulica procede de canteras en las que la esta piedra se encuentra mezclada con arcilla en una determinada proporción. Según esta proporción al cocerse se obtienen distintos tipos de Cal Hidráulica. Esta arcilla en la cocción con el carbonato cálcico de la caliza produce polisilicatos cálcicos que comunican a estas cales propiedaades hidráulicas, siendo aprecidas desde muy antiguo por su impermeabilidad y de ello proviene su utilización en obras hidráulicas, como se observa en los revestimientos de los conductos de agua en los acueductos romanos, en las zapatas de los puentes, en los regadíos de huertas, etc.

Estas cales hidráulicas dejaron de utilizarse porque su calidad dependía de la composición de las canteras que no era ni uniforme ni constante. Pero debido a las actuales tecnologías se producen Cales Hidráulicas cuya composición es homogénea y constante.

Actualmente en los revestimientos se vuelve a esta antigua técnica de intercalar una capa de enlucido de Cal Hidráulica que se cubre finalmente con la capa de mortero de cal de terminación. Esta cal aporta la impermeabilidad necesaria en los muros con problemas de humedades para eliminarlas.

En la técnica de aplicación de los morteros CUMEN en antiguos edificios afectados por grandes humedades se intercalan finas capas de revestimiento con Cales Hidráulicas CUMEN, siendo hasta ahora un sistema recuperado de la antigüedad y cuyos resultados son muy satisfactorios.

Cal Hidráulica y Morteros CUMEN coloreados de Cal. Iglesia de San Jacinto, en Triana. Sevilla.
Arq.: Emilio Minguito